Reflexionando

Hoy reflexiono y el Verbo se hizo carne,
cuando se reconoce la divinidad, se llega a la perfección.
Y en la perfección el verbo se hace carne y habitó entre nosotros,
entonces de la mente no queda nada,
ya no hay personalidad que defender porque el verbo se hizo carne.

Reflexiono la unificación con el Padre,
en la separación está el sufrimiento y en la unificación la bienaventuranza,
entonces, únete a mí en conciencia y plenitud,
como el niño que se entrega a los brazos de su padre.

Y que así sea.

      Hacer una pregunta 25.06.2007. 19:17

Aun sin comentarios.

Mostrar/Ocultar Formulario de Comentarios