• Un Agujero de Gusano

por: Maestra Lilananda

Déjame contarte mi amado hermano, la experiencia de este retiro, que para empezar no fue un retiro, o por lo menos no convencionalmente como tu mente lo puede definir. Estos meses equivalen a años en experiencias vividas en el mundo físico, puesto que lo allí vivido fue más que eso, fue haber atravesado un atajo hacia mi propia liberación, que traducido quiere decir vivir en vivo mi propia Divinidad.

En esta relación profunda con la vida, con el infinito universo, cuando pregunto, ¿Quién soy? ¿De dónde vengo? Y ¿Para dónde voy? “Respuesta que desde hace años tenía verbalizada y la utilizaba como sustento de vida”. Es solamente hasta este momento que el universo contestó y dijo: “Ya estás lista, no porque tu mente lo diga sino porque la sincronía universal lo aprueba”. Entonces esta otra respuesta ya no es una respuesta verbalizada, sino una revelación, en donde se experimenta este aspecto Divino que se puede casi tocar; entonces ya no es una idea, la idea se convirtió en una vivencia.

Un Agujero de Gusano es un atajo hacia otra dimensión, así lo dejan planteado los científicos; en el ámbito espiritual, un Agujero de Gusano es un atajo hacia un mundo mágico, allí no hay razón ni lógica, no hay opuestos, es un mundo analógico, allí es donde se lleva a cabo la magia de la creación.

Una vez que tú descubres estos atajos del espacio infinito en tu propio espacio interior, ya no necesitas vincularte emocionalmente con los aspectos cotidianos de las formas físicas. Allí en este agujero, se tiene claro que la razón y la lógica de la mente son nuestro gran impedimento para acercarnos a otras dimensiones; se perciben sus límites, se percibe que las relaciones en la tierra tal como las tiene concebidas el hombre han sido el gran límite para abarcar la totalidad; se ve perfectamente el camino del medio planteado por Buda; se ve el grano de mostaza propuesto por Jesús; se ve la inutilidad de los opuestos; se ve cómo, si no fuera por los ciclos de la naturaleza y de la vida, todo estuviera muerto; estar allí produce una fuerza en donde ya se sabe por qué se vive en el mundo, pero a él ya no se quiere pertenecer; se ve en “forma” real la no forma, se ve la sincronicidad de la unidad en la red cósmica, y cómo una vez que llega a la mente ella la divide; se comprende la naturaleza del equilibrio entre masculino y femenino, entre partícula y onda, entre materia y espíritu, entre fuerza y materia, entre tiempo y espacio.


(Este documento continúa...)

Por favor descárgalo a tu computador haciendo click aquí.

      Hacer una pregunta 14.08.2007. 14:05

Aun sin comentarios.

Mostrar/Ocultar Formulario de Comentarios