• Querer ser como el Otro es el Gran Dolor

por: Maestra Lilananda

La mente emocional no podrá sacar al cuerpo del nivel donde se encuentra.

“Un feto tiene un proceso de nueve meses para su formación y todo lo que existe tiene un proceso de maduración.”

Esta es una ley que rige la naturaleza y el hombre no la puede alterar, ni para sí mismo ni para otros. Es inútil que el hombre se empeñe en saltarse etapas o quiera vivir lo que otros viven, puesto que esto es un atropello a la vida.

Si cada quien vive en plenitud lo que le corresponde por evolución, nadie tropezará con nadie y cada quien entonces dará lo mejor de sí en la majestuosa interrelación de la vida. Es atropellador, amados hermanos, querer la igualdad en cualquier nivel. Nuestro trabajo es buscar la unidad y no la igualdad.

Las diferencias evolutivas son las que nos permiten la contemplación con el Todo, por eso debemos amarlas. Que tú seas diferente, es lo que marca el maravilloso encuentro entre dos seres, dos culturas, dos civilizaciones, el mundo entero y todo el universo.

Ser diferente es el gran regalo, la gran alegría, y esa maravillosa diferencia es el inicio de un buen compartir y de una maravillosa convivencia, porque entre cruce y cruce de millones de probabilidades de experiencias de vida, es donde se encuentra la sabiduría de la existencia.


(Este documento continúa...)

Por favor descárgalo a tu computador haciendo click aquí.

      Hacer una pregunta 14.08.2007. 14:38

Aun sin comentarios.

Mostrar/Ocultar Formulario de Comentarios