• La Experiencia de Ser - Módulo II

Por: Maestra Lilananda

Para efecto de poder comprender a través de las palabras, y tener un lenguaje unificado, es necesario que tengamos en cuenta lo siquiente:
Mente: Es el archivo de la cultura adquirido por los cinco (5) sentidos.
Consciencia: Es el archivo de lo aprendido, lo experimentado y amado.
Correspondencia Genética: Es el archivo de las correspondencias traídas para experimentar.
Personalidad: Es el ego adquirido.
Cerebro y Cuerpo: Instrumento biológico donde se desarrollan estos procesos.

El hombre es: átomos, células, partículas, 90% agua, y 99% Divinidad, y Divinidad es lo que en el mundo relativo se conoce como SER.

Es necesario saber que cuando la mente trasciende el estado de la forma, es decir cuando está más allá de los impulsos nerviosos de acción y reacción, se vuelve consciencia y es esta consciencia la que hará el contacto con el SER; pues mientras la mente sólo tenga contacto e información a través de sus cinco (5) sentidos, no podrá realizar al SER en su cuerpo.

Es necesario recordar que el SER vive y se realiza tanto en el mundo absoluto, "esto es espacio infinito", como en el mundo de la forma o mundo relativo. El SER vive en simultáneo en todas las dimensiones participando en ellas y organizando en el espacio infinito lo que hay que vivir en el mundo relativo o mundo de la forma.

A partir de este instante y para unificarnos en la información, al mundo dual lo llamaremos el mundo relativo, pues así está explicado científicamente, y al mundo absoluto lo llamaremos el mundo de la no forma, de donde proviene todo lo creado.

Debemos saber también que el lenguaje del universo es luz, que esta luz está sincronizada en vibraciones de "apagado" y "encendido"; dando unos pasos dentro de lo desconocido y para que nuestro cerebro pueda ir captándolo, diremos que en "encendido" estamos en manifestación relativa, en el mundo de la forma, en un proceso de inhalación, y que en "apagado" estamos en la no forma, en el estado absoluto, en el proceso de exhalación. En la brecha entre respiración y respiración hay un espacio infinito de posibilidades, que luego serán llevadas al mundo de la forma a través de la generación consciente, en sincronía perfecta con las leyes universales, que son las que guían los procesos de creación.

Creaciones En La Forma

Este ejemplo es una similitud de lo comprendido: Hay una ley que permite que se observe el estado atómico del Hidrógeno y del Oxígeno siempre, es decir su esencia, pero que al mismo tiempo puede permitir que el Hidrógeno y el Oxígeno experimenten diferentes formas de manifestación en el mundo de la forma. A partir de esta ley en donde se conserva la esencia, es decir que el Oxígeno siempre será Oxígeno y que el Hidrógeno siempre será Hidrógeno, estos elementos podrán interrelacionarse para crear nuevas formas en el estado relativo. Es esta misma ley la que permite los diferentes estados del SER en las diferentes dimensiones sin marcharse o alterarse, y es a través del impulso de la respiración que se da la creación en el mundo relativo.

Ahora entraremos a explicar cómo vivenciamos al SER en las diferentes formas en el mundo relativo.

La mente debe cumplir las tareas del mundo relativo, y esa es su función creando y ejecutando movimientos en el mundo de la forma, sin embargo en esta cotidianidad de la mente, cuando el SER entra allí la acción se perfecciona, la emocionalidad llega a cero, es decir a una máxima inactividad de la mente, a un estado de quietud en donde hay un máximo de energía para actuar. "Esta es una similitud: al tensar una flecha se alcanza su máximo estiramiento y desde este punto solo tendrías que aflojar la mano, soltarla para alcazar un máximo resultado".

Para poder vivenciar al SER en la mente, esta debe de estar en este punto de quietud, libre del tiempo y del espacio, puesto que la mente se forma en la identificación de este aspecto de la vida relativa. Mientras que la vivencia del SER solo tiene un tiempo, "HOY", y aún más, solo lo podremos vivenciar de instante a instante.

Para poder experimentar al SER a través de los cinco (5) sentidos, debemos hacerlo a través de una percepción consciente que nos permita trascender sus límites y llegar a la fuente misma, a lo sutil de la no forma, es decir ir hacia el sentimiento más sutil, llevando la expriencia misma a su fondo, allí donde nace, allí donde se engendra.

Si logramos llegar a este punto, verificamos dos (2) cosas: que nos duele, o que no nos duele; si nos duele es necesario comprender que aún nos queda algo por aprender, si no nos duele, estaremos viendo la oportunidad de desarrollar el amor puro en esa circunstancia y hacer una transformación de lo denso de la experiencia a un instante cósmico de amor y sabiduría. Allí el SER se apoderaría de la experiencia misma, sacándola de la dualidad o relatividad y ubicándola en la no forma, en lo absoltuo, es decir, quitándole la forma y dejando solo la información que ella tiene en el fondo.

Este es el trabajo de El Observador, quitarle la forma a la experiencia, para que se diluya la experiencia como forma, es decir eliminar la parte subjetiva de la experiencia y llevarla al campo de lo absoluto; una vez El Observador "Ve" esa información que está más allá de lo bueno y de lo malo, y realiza este trabajo, en ese instante la existencia del SER se está dando en la experiencia misma, porque se le ha quitado la forma, entonces allí esta se suelta al espacio infinito, y el SER se ha apoderado de la experiencia.

Para tener la experiencia del SER en todos los aspectos de la vida, en todo rol, en toda acción, en la mente misma, se debe tener un sistema nervioso totalmente equilibrado, así todo lo que se piensa, se dice o se hace, debe estar en equilibrio perfecto, en una vibración de amor, que equivale a compasión, comprensión e imperturbabilidad. Y esto debe ser así puesto que físicamente la relación entre una célula y otra célula o cualquier parte del cuerpo, es un proceso de interrelación en donde el sistema nervioso es su fuente, incluido que para traer lo desconocido a lo conocido, al mundo relativo, esta interrelación del sistema nervioso es su base fundamental, es un puente entre lo Divino y lo humano, "para traer el Reino de Dios a la Tierra hay que vivenciar este estado".

En la práctica, el sistema nervioso no debe ser expuesto, en la medida de lo posible, a los altibajos de las mentes, personalidades o egos de quienes están en el mundo de la forma, y que aún tienen frecuencias vibratorias producidas por la ignorancia, la agresión o el miedo; esto quiere decir que debemos entrenarnos en lo posible en cuidar nuestra energía vital como el tesoro que es y que representa para la experiencia del SER. Se deben crear condiciones tanto internas como externas que produzcan vibraciones de bienaventuranza, de paz, de imperturbabilidad, y no se debe someter al sistema nervioso a grandes eventos mentales-emocionales para no desgastarlo ni desestabilizarlo.

Con los pensamientos sutiles, cambiando la atención de los estados superficiales de la forma a lo trascendente, logrando hacer cambios de instante a instante, la energía superior de vida se incrementa, teniendo en cuenta que con un sistema nervioso equilibrado cumplimos con el propósito de la vida, que es la plenitud del SER.

Debemos instalar en el cerebro, a través del sistema nervioso, los Dones del SER o Escala de Valores de la Ascensión, para que se impregnen en la vida diaria, para crear estados de imperturbabilidad, y para poder crear nuevos momentos, para llevar la vida al máximo potencial de amor. Para esto se requiere retiradas constantes al silencio, para fortalecernos con estos dones y así enfrentarnos a los aspectos toscos de la experiencia diaria. El sistema nervioso también se reestablece cuando respondemos en actitud de obediencia y compromiso a lo que nos da la vida diariamente.

Este estado de entrega significa que ya se está en condiciones necesarias y que nos disponemos a que el SER se instale en nuestra vida, llenándonos de fuerza y de poder; en este estado de entrega, siempre ganamos imperturbabilidad y libertad para actuar. Una vez que comenzamos a utilizar los Dones del SER en nuestra experiencia diaria, todo el sistema nervioso, los líquidos y el cerebro mismo empiezan a recibir órdenes de sabiduría para experimentar nuevas formas.

Cuando en el sistema nervioso, en el cuerpo, en la mente, en los sentimientos, en los sentidos, en la acción, en la experiencia, en el pensamiento, en el habla, y en todo comportamiento se establece el SER, sus Dones allí instalados guiarán el diario vivir en un proceso de día a día, de momento a momento, de instante a instante.

Una vez estos valores son llevados al proceso del pensamiento, el pensamiento mismo se sale de la cultura, puesto que en este estado de SER sólo hay cabida para la consciencia. Y en la práctica es que: o nos ajustamos a los procesos culturales de la personalidad y el ego, o utilizamos nuestra energía en desarrollar los Dones del SER. Pues no es a través de un pensamiento de un don como lo atrapo o instalo, sino es desde la consciencia, para llevarlo a la forma.

¿Cómo lo logro? Cambiando constantemente la atención de los estados superficiales a los estados trascendentes. Teniendo en cuenta que al hablar se gasta tanta energía, se va a requerir más silencio, más meditación, para que al hablar se llegue a la armonía misma y tus palabras se conviertan en ayuda y sabiduría, para que permitas que el SER fluya en armonía perfecta con lo que se dice, se piensa y se hace. Así pues,

"Si el SER se establece en estas áreas de la vida diaria con sus Dones, se logrará de instante a instante una vida en completa plenitud".

Desde mi SER a tu SER,

LILA


(Este documento se ha mostrado completo)

Para descargarlo a tu computador por favor haz click aquí.

      Hacer una pregunta 14.08.2007. 14:09

Aun sin comentarios.

Mostrar/Ocultar Formulario de Comentarios