• El Observador - Etapa IV

Por: Maestra Lilananda

IV ETAPA DE LA OBSERVACIÓN

¿Qué sucede en el universo mientras estamos preocupados por el mundo que nos rodea?

El Universo funciona y se crea y se realiza constantemente, unas veces en onda otras en partícula.

La realidad de este Universo son formas Holográficas, la estructura del universo son millones de ondas con tendencias a existir, pues hay millones de posibilidades de existencia en el espacio infinito.

¿Qué es la realidad? Es lo que no pertenece al mundo de los sentidos. La realidad es un pensamiento, pero los pensamientos, que están enmarcados por los 5 sentidos son condicionados al medio externo en el que viven y éstos simplemente no conocen de realidades. El mundo de los cinco sentidos no tiene respuestas reales. Hay que obtener otras respuestas para poder vivir las maravillas del mundo que no vemos, pues el infinito desconocido es un mar de infinitas posibilidades, y sin embargo la mente se acomoda solo a la información de los 5 sentidos; por eso es que al hombre siempre le ocurre lo mismo, se tropieza siempre con la misma experiencia porque no descubre nada nuevo. Hoy el hombre que despertó a la consciencia crea un nuevo paradigma en las relaciones, en lo económico, en la vida toda, por que desde la consciencia elige lo nuevo por descubrir, por vivir, por asumir.

El hombre condicionado a las viejas respuestas del pasado está sometido, es inconsciente emocionalmente y por lo tanto no puede crear, hay que salir del paradigma de la forma, de que el mundo de la forma es lo real y que el mundo de la no forma simplemente no existe.

La nueva ciencia indica que lo que ocurre dentro de nosotros condiciona lo que está fuera. Hay una realidad no física que comienza a existir cuando choca con otra realidad física que podemos ser nosotros mismos en consciencia.

La consciencia, que es el observador, es la sombra que está más allá del que experimenta, es un choque energético que crea la realidad.

El cerebro tiene un papel muy importante en esta creación, bien sea cuando imagina o cuando ve, él reacciona de la misma forma neurológicamente, sin distinguir una acción de la otra, entonces, ¿Cuál sería la realidad, y qué sería lo que nos impide ver esta realidad? El juicio, la condena, la comparación y el pensamiento dual o condicionado.

A través del condicionamiento, en el cual solo se cree en lo que es posible para los cinco sentidos, jamás se halla la realidad, y lo que se hace es someter al cerebro a los cinco sentidos. Además, con la emoción se está influenciando a cada instante la realidad del momento presente.

Al observar el mundo subatómico se ve la fantasía mágica de lo que el universo ES. Allí la materia no es materia. Las partículas aparecen y desaparecen, unas veces son onda y otras veces son partículas de acuerdo al observador. Se puede entonces, desde la consciencia, sabiendo como actuar, vivir y experimentar la vida en una forma diferente y desde ésta nueva actitud entrar al universo de las mil posibilidades; un universo listo para SER, pues el universo es insustancial, el átomo es insustancial, entonces lo que permite que SEA es el pensamiento sostenido en una elección consciente, y con un sentimiento de que se puede hacer, porque es la inteligencia la que elige y no el ego; entonces la inteligencia universal sabe cuándo, cómo y en dónde ubica ésa elección en el espacio y en el tiempo infinito.

Se debe salir de la idea de que las cosas con las que se choca son duras, puesto que todo lo que nos rodea son posibles movimientos de un estado consciente, y se elije dentro de esos movimientos conscientes, para lograr una vivencia entre millones de posibilidades de expresión, ya que la experiencia es una posibilidad de la consciencia.

¿Será que la consciencia afecta la realidad de lo que se ve? Claro que sí, si el agua se afecta por lo que se piensa o se siente, todos los elementos de la vida están afectados por lo que se hace, se afecta su color, su energía. El pensamiento, la intuición y la fuerza afectan las moléculas y las partículas, influyendo en la realidad que se necesita vivir.

Si la realidad es mi posibilidad entonces puedo crearla. ¿Cómo? Con el nuevo pensamiento, con el nuevo sentimiento, con la nueva información que me permite saber como funciona el universo que no se ve con los cinco sentidos, pero que existe.

El experimentador no elige, él no es neutro, el experimentador es la personalidad, el ego; pero el que observa al experimentador sí puede, se lo ha ganado. Si ya se puede ver al experimentador, ya hay observador.

De acuerdo con el Creador, se elije y El decide, construyéndose la consciencia cósmica. Para esto se debe partir del Punto Cero, Cero juicios, Cero emociones, Cero Condenas, Cero divisiones. Así, el cerebro dispara por las células nerviosas ramificaciones que forman la nueva idea, ésto es construir un nuevo modelo de vida a través de la consciencia, participando biológicamente con las sustancias necesarias, lo cual produce otra química, que se forma a través de otras relaciones, no basadas en la memoria, no reaccionando en automático al pasado, sino viviendo momentos presentes en la relación.

Las emociones no permiten ver la realidad de la experiencia, pues la alteran. Cuando el observador puede ver al que experimenta, nace el despertar, “es la iluminación”, es el disfrute, es la alegría, no de la emocionalidad sino de la plenitud del momento presente.

No se puede cambiar cuando inconscientemente aún se está apegado al pasado, a la memoria, a la emoción. Para formar el nuevo paradigma, conscientemente se deben segregar otros líquidos y esto es otra información, hay que dejar una conexión química con el estado de consciencia anterior, y hay que formar una conexión química con el nuevo estado de consciencia. Este es el verdadero “trabajo” de SER, Ser otro ser químicamente, fisiológicamente, y biológicamente hablando, pero para llegar a ser este nuevo Ser hay que recorrer un sendero hasta ir creando una nueva vida en interconexión con el mundo espiritual, con el mundo de la no forma; Se hace un pacto con la divinidad de que así sea, y se trabaja todos los días hasta alcanzar el nuevo paradigma, el hombre nuevo, allí hay unión con el infinito desconocido en una plegaria de obediencia.

Este es el reino de los cielos, sin juicios, sin condenas, es la CONSCIENCIA del Padre y del Hijo en Unidad. Trayendo la vida Divina a la tierra, manifestando lo desconocido en lo conocido, y en ésta sincronía universal nos volvemos los científicos de nuestra propia evolución.

ASÍ COMPRENDO QUE NO HAY QUE ESTAR ATRAPADO NI EN LA EXPERIENCIA, NI EN LA EMOCIÓN Y POR ESTO ESTOY AGRADECIDA AL UNIVERSO.

LILA
Junio de 2005

      Hacer una pregunta 14.08.2007. 14:11

Aun sin comentarios.

Mostrar/Ocultar Formulario de Comentarios