La Respiración: Primer Paso para Convertirte en Multiorgásmico

por Francia González

La respiración es la vida, los Chinos dicen que nuestro Pulmón es EL MINISTRO DE RELACIONES PÚBLICAS, lo cual significa que del buen funcionamiento de los pulmones tendremos una buena relación con el entorno, incluyendo personas, animales, cosas, circunstancias etc... en pocas palabras, tendremos una buena relación con la vida.

Respirar adecuadamente es algo que hemos olvidado con el tiempo por raro que esto parezca, según sea nuestro grado de estrés o de ansiedad, nuestra respiración se vuelve cada vez más superficial y menos consciente, lo que va bloqueando el buen flujo de la energía por el cuerpo.

Para poder convertirnos en multiorgásmicos tanto los hombres como las mujeres necesitamos desbloquear y organizar el buen flujo de Qi por todo nuestro sistema.

Dos prácticas que son esenciales son la respiración y la meditación, además de los ejercicios físicos de los que haré mención mas adelante.

Lo mas básico y elemental es aprender a respirar adecuadamente y no solo para tener un sexo más satisfactorio sino para aprender a acallar la mente, aprender a estar más relajados y aprender a oxigenarnos óptimamente.

El trabajo de la respiración está orientado a abrir los canales de energía mediante la respiración y a dirigir el flujo del qi (aliento) mediante la intención.

Los principios de la respiración Taoista son:

“Cuando el aliento va y viene, la mente está inquieta, pero cuando el aliento se calma, también se calma la mente” , el cuerpo se sana y se engrandece el espíritu.

El aliento es vida. Podemos vivir días enteros sin alimento o sin agua, pero si nos privan de respirar, la muerte sobreviene en pocos minutos. En la vida normal tiene mucha importancia respirar correctamente.

Una adecuada respiración cumple dos funciones principales: aportar más oxígeno a la sangre, y por consiguiente al cerebro, y controlar el prana o energía vital, con lo que se llegará a controlar la mente y el cuerpo. La ciencia del control de la respiración, consiste en una serie de ejercicios pensados especialmente para satisfacer unas necesidades y mantener el cuerpo en un estado de vibrante salud.

Hay tres tipos básicos de respiración: clavicular (superficial), intercostal (media) y abdominal (profunda). La respiración completa combina las tres, comenzando con una inhalación profunda que se continúa después en la zona intercostal y finalmente en la clavicular.

La mayoría de las personas se han olvidado de la correcta manera de respirar. Hacen una respiración superficial, por la boca, y hacen poco o ningún uso del diafragma, ya sea porque levantan los hombros o porque contraen el abdomen cuando inhalan. De esta manera sólo se incorpora una pequeña cantidad de oxígeno, y no se usa más que por la parte superior de los pulmones, lo que da por resultado una carencia de vitalidad y una resistencia disminuida a las enfermedades.

Respirar correctamente significa “respirar por la nariz”, manteniendo la boca cerrada, y pone en juego una inhalación y una exhalación completas, que hacen trabajar a los pulmones en su totalidad. Cuando se exhala, el abdomen se contrae y el diafragma sube, masajeando el corazón; al inhalar, el abdomen se expande y el diafragma desciende, y masajea los órganos abdominales.

Justamente como respiran los bebés o más fácilmente notable en las mascotas cuando duermen. Observa que su vientre sube cuando inhalan y baja cuando exhalan... exactamente al revés de cómo lo hacemos actualmente los adultos.

Es importante distinguir las tres etapas en cada respiración: inhalación, retención y exhalación. Con frecuencia, la gente cree que la inhalación es la etapa más esencial del proceso, pero, de hecho, la clave de este se encuentra en la exhalación, puesto que cuanto más aire rancio se exhale, más aire fresco se podrá inhalar.

Cuando se inhala por la nariz, el aire se calienta y se filtra en el proceso. Así como es necesario inhalar por la nariz para recibir los aromas del aire, también se debe inspirar por la nariz para llevar al máximo la cantidad de energía que se absorbe, pues en la parte del fondo de la nariz están los órganos olfatorios a través de los cuales pasa el Kong Qi (energía de la respiración o prana) para alcanzar el sistema nervioso central y el cerebro.

Los ejercicios de respiración enseñan a controlar el prana y, por ende, a controlar la mente, dado que entre ambos hay interdependencia. Cuando uno está enfadado o asustado, la respiración es superficial, rápida e irregular; por el contrario, cuando está uno relajado o sumido en sus pensamientos, la respiración se vuelve lenta. Puedes comprobarlo muy fácilmente. Escucha durante un momento el ruido o sonido más suave que haya en la habitación, y te darás cuenta de que, al contraste, inconscientemente hiciste más lenta la respiración, o incluso la contuviste.

Como el estado de ánimo se refleja en la forma en que respiramos, de ello se sigue que al controlar el aliento podemos aprender a controlar nuestra mente, nuestros estados anímicos, y en este caso les permita a los hombres regular la eyaculación. Al regular la respiración, pues, no estamos solamente intensificando la toma de oxígeno y de prana, sino también preparándonos para la práctica de la concentración, de la meditación y por ende del sexo sagrado, estaremos listos entonces para expandir los orgasmos a todo nuestro ser.

Ejercicio 1: Inspiración abdominal

El objetivo de este ejercicio es que la persona dirija el aire inspirado a la parte inferior de los pulmones. Para lo cual se debe colocar una mano en el vientre y otra encima del estómago. En el ejercicio debe de percibir movimiento al respirar en la mano situada en el vientre, pero no en la situada sobre el estómago.

Al principio puede parecer difícil, pero es una técnica que se controla en unos 15-20 minutos.

Ejercicio 2: Inspiración abdominal y ventral

El objetivo es aprender a dirigir el aire inspirado a la zona inferior y media de los pulmones. Es igual al ejercicio anterior, sin embargo una vez llenado la parte inferior se debe llenar también la zona media. Se debe notar movimiento primero en la mano del abdomen y después en la del vientre.

Ejercicio 3: Inspiración abdominal, ventral y costal

El objetivo de este ejercicio es lograr una inspiración completa. La persona, colocada en la postura del ejercicio anterior debe llenar primero de aire la zona del abdomen, después el estómago y por último el pecho.

Ejercicio 4: Espiración

Este ejercicio es continuación del 3º, se deben realizar los mismos pasos y después, al espirar, se deben de cerrar los labios de forma que al salir del aire se produzca un breve resoplido. La espiración debe ser pausada y controlada.

Ejercicio 5: Ritmo inspiración – espiración

Este ejercicio es similar al anterior pero ahora la inspiración se hace de forma continua, enlazando los tres pasos (abdomen, estomago y pecho). La espiración se hace parecido al ejercicio anterior, pero se debe procurar hacerlo cada vez más silencioso.

Ejercicio 6: Sobre generalización

Aquí se deben de ir utilizando estos ejercicios en todos los actos cotidianos e irlos incorporando de manera natural a todo lo que hagamos.

La manera correcta de respirar es fundamental para nuestra salud y felicidad, junto con nuestro entendimiento, placer por la vida y conciencia universal.

En palabras sencillas... respira conscientemente e imita a los bebés... en poco tiempo aprenderás a respirar por la nariz, acto seguido de esto te enseñare técnicas de meditación y así, poco a poco instalarás nuevos programas de salud en tu ser.


Más de la Dra. Francia González en www.CentroAnunaya.com.

(Descarga gratuitamente este artículo: Haz click aquí.)

      Hacer una pregunta 15.03.2010. 12:29