Cambiando el sobre

por SAT (Santiago Mariño)

EVOLUCIONANDO A TRAVÉS DE UNA COMUNICACIÓN FLUIDA, EFECTIVA Y EFICAZ

Los procesos de comunicación humanos son potencialmente unas bolas de nieve: basta con que “comience a rodar” el mensaje y este se hará cada vez y cada vez más grande.

En la naturaleza la curiosidad es algo inmanente; lo es en cualquier organismo vivo y ese es precisamente el motor de la evolución, aquel impulso que lleva al cambio, el impulso de saber. Según la manera como un organismo se relaciona con su realidad circundante el impulso adquirirá una forma, dando por tanto formas bastante disímiles de aprendizaje de acuerdo con el tipo de organismo. Sin embargo, la curiosidad sigue siendo el motor, y lo que cambia son los sentidos a través de los cuales esa curiosidad se satisface.

Los seres humanos siempre queremos saber más (excepto cuando detectamos que el “saber más” nos hará sufrir), y este saber más es el motor que mueve nuestro aprendizaje, y a través de nuestro aprendizaje evolucionamos como especie. Dado que la evolución es un proceso analógico a un “prueba y error”, no sorprende que sea precisamente a través de la comunicación, vehículo de expresión de la curiosidad evolutiva, que sea donde más conflicto se presenta entre las personas.

En cualquier proceso de comunicación humana el fenómeno de la bola de nieve es evidente. De hecho, no hay marketing más efectivo que el voz a voz (aunque quizá no sea el más rápido necesariamente), el cual consiste en el simple acto de contarle a mi vecino mi propia experiencia o pasarle una información acerca de algo, o la experiencia/información que otra persona me contó a mí. Y es así porque la comunicación crea un punto en común, un punto en donde no somos individuos sino “especie humana”, un punto en donde nos sentimos Unidad.

En las organizaciones los procesos de comunicación, como es obvio, están centrados sobre temáticas relacionadas con el trabajo que se realiza. Pero esto no deja por fuera el proceso de prueba y error evolutivo, y por ende, el conflicto a través de las palabras se presenta con bastante frecuencia. Así es como nacen los mensajes cargados de emotividad y agresividad, los cuales, siguiendo el principio de bola de nieve de la comunicación, crecen y crecen a medida que se replican entre emisor y receptor.

Sin embargo, lo que nos diferencia de otras especies que están más atrás en el proceso evolutivo, es que hemos logrado un nivel de consciencia que nos permite distinguir nuestra participación voluntaria dentro de un proceso y no solamente soltarnos al devenir de este. En otras palabras, nuestra evolución como sistemas complejos adaptables, o sea que no solamente nos adaptamos a los cambios ambientales sino que podemos afectar al propio ambiente, nos da la facultad de acelerar los procesos de cambio evolutivo utilizando hábilmente las herramientas de la razón y la emoción.

Pero surge un problema en este punto, y es que la mayoría de los seres humanos aún no somos conscientes que la razón y la emoción no nos hacen sino que nosotros las hacemos, no nos hemos dado cuenta que ellas son solo herramientas a nuestro servicio y no lo que nos define. Entonces, siguiendo con el ejemplo de los mensajes agresivos, las personas nos involucramos emocionalmente con el contenido del mensaje, lo apropiamos, y en lugar de cambiar el patrón utilizando la razón, simplemente nos entregamos al factor emocional y replicamos su carga, aumentando el diámetro de la bola de nieve. No nos damos cuenta que somos nosotros quienes debemos usar las herramientas, y no ellas a nosotros. Permitir que nuestras emociones nos dominen equivale a dejar que el martillo nos mueva el brazo.

La evolución es un proceso esencialmente simple, y tenemos la capacidad de cambiar los patrones de comportamiento a voluntad. Por ejemplo, si me llega un mensaje incendiario, en lugar de responder en el mismo tono (o sea dejar que la emoción tome el control sobre mí) lo que haré será decir la misma cosa pero usando un lenguaje diferente; cambio de sobre el mensaje, cambio la forma, cambio la decoración. Eso no cambiará el contenido del mensaje, pero sí tendrá una incidencia positiva directa sobre la emocionalidad del receptor, y la experiencia de este frente al mismo mensaje será totalmente distinta. No le añado leña al fuego, sino que ayudo a apagarlo, no devuelvo el mensaje en el mismo sobre, sino que lo pongo en un sobre distinto, es decir, digo lo mismo pero de otra forma, le quito el adorno agresivo. ¿La esencia del mensaje ha cambiado? No, pero la comunicación sí habrá mejorado.

Para esto necesito la consciencia de que yo no soy mis emociones, sino que estas están a mi servicio, necesito saber que tengo el poder de cambiar el patrón, y necesito reconocer que al someterme al arbitrio de mis emociones lo único que estoy logrando es reforzar la sensación de limitación y dolor que mi ego me está presentando. Al entregarme a mi sensación visceral solo estoy perdiendo mi libertad, y dejando que la herramienta se apodere de mí.

Para lograr que en una organización humana de cualquier tipo exista una comunicación fluida, efectiva y eficaz, es necesario que seamos capaces de no dejarnos dominar por nuestra emoción y que seamos capaces de romper el patrón de comunicación incendiaria consciente y voluntariamente. Una forma de hacerlo, por ejemplo, es descargar la emoción visceral a través del escribir, pero no enviar el mensaje, dejar pasar un tiempo, si se puede de un día para otro mejor, releer el mensaje, reescribirlo bajando el tono (cambiarlo de sobre), y ahí sí enviarlo.

Solamente en la medida en que nos demos cuenta que nuestro desarrollo como especie nos ha llevado al punto en que la propia evolución exige de nosotros una participación consciente en el proceso mismo, y no solamente soltarnos al devenir de este, es que lograremos salir de estados de sufrimiento y tensión en nuestras relaciones interpersonales. Somos nosotros quienes debemos hacer el click necesario para crear cambios en nosotros mismos, somos nosotros ahora quienes determinamos la velocidad a la cual evolucionamos.


(Descarga gratuitamente este artículo: Haz click aquí.)

      Hacer una pregunta 21.06.2011. 17:12