Un corazón agradecido disfruta de un festín constante.

W.J. Cameron