Sólo obedeciéndola se doblega a la naturaleza.

Sir Francis Bacon