Si el cuerpo come cosas que no son sanas y las convierte en energía, el alma puede llegar a hacer lo mismo con las malas experiencias del corazón. De todo se puede aprender.

Oscar Wilde