Mientras el corazón llora por lo que ha perdido, el espíritu ríe por lo que ha encontrado.

Liz Dean