Mi recompensa como el mar es de grande y mi amor es de profundo, entre más te doy, más tengo, pues ambos son infinitos.

William Shakespeare (de Romeo y Julieta)