El miedo siempre acecha tras el perfeccionismo. Confrontar tus miedos y permitirte ser humano puede, paradójicamente, hacer de ti una persona mucho más feliz y productiva.

Dr. David M. Burns