Un hombre sabio toma sus propias decisiones, uno ignorante sigue a la opinión pública.

Proverbio Chino