Hay que ser feliz aunque sea por molestar.

Joaquín Sabina