Cada quien es tan infeliz como cree.

Giacomo Leopardi