Si quieres saber por qué tu gente no se desempeña bien, da un paso hacia el espejo y echa una mirada.

Ken Blanchard