Si le patearas el trasero a la persona culpable de la mayoría de tus problemas, seguramente no podrías sentarte durante un mes.

Theodore Roosevelt