Nunca permitas que te sometan al silencio. Nunca te permitas volverte una víctima. No aceptes la definición de nadie acerca de tu vida, sino defínela tú mismo.

Harvey Fierstein