No acepto más el tratarme a mí mismo con falta de respeto. Cada vez que un pensamiento auto-crítico llegue a mi mente, perdonaré al Juez y seguiré a ese comentario con palabras de aliento, auto-aceptación, y amor.

Miguel Ruíz