"No es la eternidad pero es el instante, que, después de todo, es su único sucedáneo verdadero."

Mario Benedetti