"La solución a nuestros problemas de humor no requiere heróicos intentos en cambiar nuestro mundo interno emocional, ni en cambiar el mundo externo de personas, lugares y trabajo. Mas bien, puede ser cuestión simplemente de cambiar la forma en que les ponemos atención."

Mark Williams