"La capacidad de entusiasmo es signo de salud espiritual."

Gregorio Marañón