La mente cuestiona durante toda la vida y nunca recibe una respuesta, y el corazón nunca pregunta, pero recibe la respuesta.

Osho