Es un error pensar que el amor llega a través de un largo acompañamiento y perseverante cortejo. El amor es el hijo de la afinidad espiritual, y a menos que esa afinidad sea creada en un momento, no será creada por años o incluso generaciones.

Kahlil Gibran