Bien hecho es mejor que bien dicho.

Benjamin Franklin