Todo aquello que ya no poseemos es nuestro tesoro, todo aquello que poseemos es nuestra limitación.

Maestra Lilananda