Si alguna cosa externa te aflige, el dolor no es debido a la cosa en sí, sino a tu valoración de la misma; y eso es algo que puedes anular en cualquier momento.

Marco Aurelio