El que puede cambiar sus pensamientos puede cambiar su destino.

Stephen Crane