El único antídoto para la ira es la eliminación de la frase interna "Si tan solo fueras más parecido a mí".

Alejandro Ariza