Un poco de ciencia me aleja de Dios... pero mucha ciencia me devuelve necesariamente a El.

Albert Einstein