Quedarse en lo conocido por miedo a lo desconocido, equivale a mantenerse con vida pero no vivir.

Anónimo