La mayor fuerza de la humanidad no consiste en armas de fuego, puños, ni en poderío militar, sino en la capacidad de tolerancia. Todo tipo de fuerza debe inclinarse delante de quien tolera.

Maestro Hsing Yun

Aporte de Patricia López