El verdadero viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos territorios, sino en tener nuevos ojos.

Marcel Proust