Comienza haciendo lo que es necesario, luego lo que es posible, y de repente estarás haciendo lo imposible.

San Francisco de Asís