La muerte es el pináculo de la vida. Si odias la muerte, cómo puedes amar la vida? Y esto es un gran malentendido. La gente que piensa que ama la vida siempre odia la muerte - y al odiar la muerte ellos se vuelven incapaces de vivir. La capacidad de vivir, de vivir al máximo, llega solo cuando estás listo para morir, para morir al máximo. Siempre es proporcional. Si vives una vida tibia morirás de forma tibia. Si vives intensamente, totalmente, peligrosamente, también morirás en un profundo orgasmo.

OSHO

Fuente: OSHO International Foundation