HAY UN HOYO PROFUNDO EN LA ACERA

-Capítulo 1-
Camino por la calle.
Hay un hoyo profundo en la acera.
Me caigo en él.
Estoy perdido, no tengo ayuda.
No es mi culpa.
Pero me toma toda la vida salir de allí.

-Capítulo 2-
Camino por la misma calle.
Hay un hoyo profundo en la acera.
Pretendo que no lo veo.
Me caigo otra vez en él.
No puedo creer que me haya caído otra vez allí.
Pero no es mi culpa.
Aún así, me toma un enorme tiempo salir de allí.

-Capítulo 3-
Camino por la misma calle.
Hay un hoyo profundo en la acera.
Ahí lo veo.
Y todavía me caigo en él; ya es un hábito.
Mis ojos están abiertos.
Sé en dónde estoy.
Y es mi culpa.
Me salgo de allí de inmediato.

-Capítulo 4-
Camino por la misma calle.
Hay un hoyo profundo en la acera.
Lo esquivo.

-Capítulo 5-
Camino por otra calle.

Portia Nelson

Fuente: The Global Spiritual Network