ARRIESGA LO SEGURO POR LO INCIERTO

El fracaso no es lo peor en el mundo. Lo peor de lo peor es no intentar por miedo al fracaso. Estás viviendo en tiempos emocionantes, todavía no se han escrito libros del camino que estamos trazando. No hay patrones nuevos para seguir: estamos creándolos. No hay nada rígido o convenido de antemano acerca de esta vida. No puedes decir de un día para otro lo que va a suceder. Se están abriendo perspectivas nuevas y diferentes. Lo desconocido se está volviendo conocido. No temas más lo inesperado. Con frecuencia, en el pasado el temor te ha impedido entrar a nuevos reinos y tener experiencias distintas pero ahora sabemos que los límites están solamente en tu mente. La grandeza o pequeñeza de tu camino dependerá de cuán grande o cuan pequeña pienses tú que seas. Si no arriesgas, no ganas. Y adivina qué: no puedes perder, porque por cada puerta que se cierra, hay una nueva que abre. Por cada tren que se va, hay uno nuevo que está en camino. Confía en lo Grande, y lo Grande llegará.

Anónimo

Fuente: CasaLuna