El Credo de Buda

- No creáis en nada simplemente porque lo diga la tradición, ni siquiera aunque muchas generaciones de personas nacidas en muchos lugares hayan creído en ello durante muchos siglos.

- No creáis en nada por el simple hecho de que muchos lo crean o finjan que lo crean.

- No creáis en nada porque así lo hayan creído los sabios de otras épocas.

- No creáis en lo que vuestra propia imaginación os propone cayendo en la trampa de pensar que Dios os lo inspira.

- No creáis en lo que dicen las sagradas escrituras, sólo porque ellas lo digan.

- No creáis a los sacerdotes ni a ningún otro ser humano.

- Creed únicamente en lo que vosotros mismos hayáis experimentado, verificado y aceptado después de someterlo al dictamen del discernimiento y a la voz de la conciencia.

BUDA

      Hacer una pregunta 26.06.2007. 21:02

Alfonso Valbuena on 27.07.2009. 11:41

Para hablar con mayor propiedad estas frases en si mismas no se pueden considerar el credo del Buda ,son como parte de las 84000 enseñanzas diversas que el enseño, tan sola una gota en un enorme océano de conocimientos. La sabiduría de estas palabras de Buda y de otras muchas mas, trasciende lo cotidiano , lo de la costumbre, trasciende el miedo del ser humano a enfrentarse consigo mismo con sus actos, sus consecuencias y con la realidad que le rodea, le muestra, el valor enorme de pensar con libertad, libre de las ataduras y limitaciones que nos imponen, las religiones tradicionales y sus dogmas: Esto es así o de tal manera , porque lo dice la Biblia o lo dijo Mahoma , o esta en el Coram,o en el Talmud y no es porque en si mismo este bien o mal, correcto o incorrecto lo que dicen esas escrituras, sino las interpretaciones que hacen de ella y la imposibilidad que ofrecen para mediante la reflexión o el razonamiento, ver si en nuestro propio contexto son aceptables o no, esto es quizás el mayor valor de estas enseñanzas del Buda , el darle valor a nuestro propio juicio sobre lo que de suyo y por naturaleza se impone como una verdad indiscutible e inmutable, y ya sabemos como les fue por eso a Galileo y a Copernico y a cualquier otro que tenga la osadía de cuestionar aunque sea un ápice, lo que dice en sus libros.